Mostrando las entradas con la etiqueta Nuestros niños. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Nuestros niños. Mostrar todas las entradas

Dios ama a los niños


Les dejo un artículo muy bueno sobre la importancia de los niños para Dios. Es del 2006 pero me pareció super completo que encontré aquí



Veamos entonces 7 puntos en los cuales queda demostrada la importancia que tienen los niños para Dios según la Biblia:

1.- De los niños es el reino de Dios

“Y le presentaban niños para que los tocase; y los discípulos reprendían a los que los presentaban. Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía.” (Marcos 10:13-16)

2.- Recibir y atender a un niño es como si se tratase del mismo Jesús:

“Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe.” (Mateo 18:5)


3.- Dura advertencia para los que hagan tropezar a uno de estos pequeños que creen en Jesús:


“Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar.” (Mateo 18:6)

4.- Jesús manda a no despreciar a los niños:

“Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.” (Mateo 18:10)


5.- Jesús dijo que tenemos que ser como niños para entrar en su reino
“y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.” (Mateo 18:3)

6.- Dios escucha la alabanza de los niños

“Pero los principales sacerdotes y los escribas, viendo las maravillas que hacía, y a los muchachos aclamando en el templo y diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! Se indignaron, y le dijeron: ¿Oyes lo que éstos dicen? Y Jesús les dijo: Sí; ¿nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman perfeccionaste la alabanza?” (Mateo 21:15-16)


7.- Un niño puede ser llamado por Dios para ejercer un ministerio

“Vino, pues, palabra de Jehová a mí [el profeta Jeremías], diciendo: Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. Y yo dije: ¡Ah! ¡Ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande. No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.” (Jeremías 1:4-8)


Artículo parcialmente tomado de Maranata- Año 2006

1

Nuestros niños


de 6 a 8 años


Cada semana nos encontramos con un grupo de niños. Nos esperan sentados en una ronda o de pie listos para cantar. Conocemos sus nombres y apellidos, sus fechas de cumpleaños, tal vez a sus papás, pero ¿los conocemos realmente? ¿Por qué es importante conocer a nuestros niños?

Porque necesitamos conocerlos para entenderlos. Saber que podemos esperar de ellos y que no. Porque si sabemos quienes son tendremos expectativas reales y evitaremos frustraciones tanto en ellos como en nosotros, sus maestros. Podemos pasar toda la semana planificando la clase, pero si al momento de aplicarla los niños se asustan del títere, o no entienden el vocabulario, o no pueden colorear adentro de la figura o el cuento es demasiado extenso..entonces la frustración será inevitable para ambos.

Por esta razón creo que una de las cosas más importantes es conocer a nuestros niños. Saber las pautas generales y desde allí planificar algunos desafíos para extender esos dominios y acompañarlos en el crecimiento.

Estas son algunas sugerencias de temas según la edad de los niños:


De 6 a 8 años


Escuchan historias bíblicas y les gusta repetir la historia con sus palabras

Les gustan los juegos que le permiten encontrar versículos bíblicos e identificar personajes

bíblicos.

Recuerdan las canciones y hacen sus propias canciones.

Reconocen que Dios y Jesús ama a las personas y las ayuda de manera especial.

Saben que Jesús es especial, que fue un bebé y que creció para llegar a ser hombre.

Saben que Dios creó a las personas y a las cosas en el mundo.

Saben que Dios quiere que los miembros de la familia se amen y se ayuden unos a otros

Exhiben consciencia de lo que hacen bien o mal. Desea ser bueno y ora para comportarse bien

Tiene fe en Dios

Ora extensamente sobre todas las cosas de su vida.

Debe ya entender la historia de Cristo y la salvación en su sentido sencillo.

Tiene curiosidad acerca de la muerte y del cielo.


0

Nuestros niños



de 2 a 5 años

Cada semana nos encontramos con un grupo de niños en la escuela dominical, en la hora feliz, en la célula de niños o con nuestros niños en casa. Nos esperan sentados en una ronda o de pie listos para cantar. Conocemos sus nombres y apellidos, sus fechas de cumpleaños, tal vez a sus papás, pero ¿los conocemos realmente? ¿Por qué es importante conocer a nuestros niños?

Porque necesitamos conocerlos para entenderlos. Saber que podemos esperar de ellos y que no. Porque si sabemos quienes son tendremos expectativas reales y evitaremos frustraciones tanto en ellos como en nosotros, sus maestros. Podemos pasar toda la semana planificando la clase, pero si al momento de aplicarla los niños se asustan del títere, o no entienden el vocabulario, o no pueden colorear adentro de la figura o el cuento es demasiado extenso..entonces la frustración será inevitable para ambos.

Por esta razón creo que una de las cosas más importantes es conocer a nuestros niños. Saber las pautas generales y desde allí planificar algunos desafíos para extender esos dominios y acompañarlos en el crecimiento.

Estas son algunas sugerencias de temas según la edad de los niños:

De 2 a 5 años

Reconocen la Biblia como un libro especial; disfrutan tocar y usar la Biblia.

Les gusta cantar canciones de los amigos bíblicos, familia, naturaleza y amigos en la iglesia.

Comprenden que Dios creó las personas, los animales y otras cosas del mundo.

Comprenden que Jesús es especial y ayudó a las personas.

Reconocen la iglesia como un lugar especial.

Tratan de hacer las cosas que agradan a los adultos al mostrarles amor y cooperación.

Comienzan a desarrollar la conciencia y son muy sensibles respecto a los sentimientos de

vergüenza y culpabilidad.

Escuchan con interés las historias bíblicas, pueden identificar algunos personajes e historias.

Debe aprender que Dios le ama, que Dios todo lo creó, que Dios desea nuestro amor.


0

Nuestros niños

Estoy actualizando los cursos de capacitación online, mientras leía "Yo soy, tu eres, nosotros somos" pensé en lo importante que es tener esto en cuenta.





Reconocer y respetar sus diferencias porque Dios los creó únicos y especiales.
0

¿Has visto a mis ovejas?



¡Soy su oveja!

Jesús contó la parábola de la oveja perdida en San Lucas 15:3-7. Te invito a leerla conmigo.

15:4 ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?
15:5 Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso;
15:6 y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido.
15:7 Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.


Allí, él expresa claramente la importancia que cada uno de nosotros tenemos para Dios.

El énfasis está en el cuidado y en el amor que el pastor demostró al salir a buscar a su ovejita perdida. Tu y yo estábamos perdidos, solos, tal vez enfermos o sufriendo o tal vez no, pero sí perdidos. Sin embargo nuestro Buen Pastor salió a buscarnos. Y allí conocimos algo que de ninguna otra forma hubiéramos conocido: la gracia. Hoy, ya siendo ovejas de su rebaño entendemos y vivenciamos ese amor. Pero ¿nuestros niños? ¿conocen ellos al Pastor de los pastores? ¿ Están seguros que ellos son ovejas del rebaño? ¿Tienen la certeza de que su Pastor los ama incondicionalmente?


¡Qué hermoso que nuestros niños puedan disfrutar también de este amor incondicional!

Esto es lo que Dios ha puesto en mi corazón y lo que quiero compartir contigo durante este curso. Gracias por permitirme transmitirte este sentir respecto a la niñez.

¿Recuerdas el día que recibiste a Jesús como tu Señor y Salvador?

Los niños necesitan el cuidado y amor de nuestro Pastor tanto como nosotros. Si eres maestra o maestro, si eres mamá o papá, o abuela o abuelo.. no dejes de hablar con los niños del GRAN amor que el Buen Pastor tiene por sus ovejas. Agradezcan a Dios por su gran amor y sus cuidados.

Alaben a Dios porque ¡somos sus ovejas! Adoren a Dios porque ¡El es nuestro Pastor!

Jesús, mi Buen Pastor


El libro de San Juan en el capítulo 10 hace referencia a Jesús el Buen Pastor. En Sus propias palabras, Jesús dice en el versículo 11 "Yo soy el Buen Pastor; El Buen Pastor su vida da por las ovejas."

Y en los versículos 14-15: "Yo soy el Buen Pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce, y Yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas."

¿Qué significa para ti que Jesús es nuestro Pastor? 
Una de las necesidades elementales de la vida humana es: la seguridad. Esta necesidad tiene que ver con lo material, con lo financiero, educativo emocional y espiritual. Cuando se menciona a Jesús como el Buen Pastor lo que refleja es la seguridad que le brinda a sus ovejas. La oveja necesita dirección, protección, cuidado y buena alimentación, ¿Acaso no son estas cosas las que necesitamos nosotros? ¡Claro que sí!

Acompáñame a leer las características del Buen Pastor que se desprenden de la lectura de San Juan 10

1- EL Buen Pastor nos guía. (San Juan 10:1-6)

"Ciertamente les aseguro que el que no entra por la puerta al redil de las ovejas, sino que trepa y se mete por otro lado, es un ladrón y un bandido. 2 El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. 3 El portero le abre la puerta, y las ovejas oyen su voz. Llama por nombre a las ovejas y las sacas del redil. 4 Cuando ya ha sacado a todas las que son suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque reconocen su voz. 5 Pero a un desconocido jamás lo siguen; más bien, huyen de él porque no reconocen voces extrañas."


2- El Buen Pastor nos protege (San Juan 10: 7-13)

Jesús es la puerta.¿Sabes lo que significa? He leído que la figura de la puerta era utilizada por los pastores del medio oriente porque por lo general los rediles no tienen una puerta con bisagras, sino que son tablas enteras que lo cierran. A causa de esto hay un dicho popular entre los pastores era: “Yo soy la puerta nadie entra, ni sale sin que yo me de cuenta”. ¿Acaso esto no nos asegura protección?

Jesús es la puerta nos garantiza salvación y sustento. (v. 9) y además esta puerta da vida y vida en abundancia. (v. 10). En este tiempo tan especial que estamos viviendo la falta de protección y la seguridad en algunas ocasiones pueden dejarnos sin sueño. Si a esto le sumamos que muchos niños crecen en familias donde no encuentran esa protección o situaciones que no brindan seguridad nos encontraremos con niños que necesitan esa seguridad de que Jesús nuestro Buen Pastor nos protege.


3-El Buen Pastor nos brinda identidad (San Juan 10:14-28)

Leamos de nuevo. "1Ciertamente les aseguro que el que no entra por la puerta al redil de las ovejas, sino que trepa y se mete por otro lado, es un ladrón y un bandido. 2 El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. 3 El portero le abre la puerta, y las ovejas oyen su voz. Llama por nombre a las ovejas y las sacas del redil. 4 Cuando ya ha sacado a todas las que son suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque reconocen su voz. 5 Pero a un desconocido jamás lo siguen; más bien, huyen de él porque no reconocen voces extrañas."

No somos solo "ovejas". No estamos sin guía ni protección. Somos SUS ovejas. Y Jesús es nuestro Buen Pastor. Pertenecemos a un redil, a un rebaño. Nuestro Buen Pastor nos conoce, conoce nuestros nombres, esto nos da identidad y sentido de pertenencia. Confiamos en El por eso conocemos su voz y le seguimos. Los niños buscan modelos a seguir. Tal vez seas tú, su maestro. O tal vez seas tú, su mamá. Pero muchos niños encuentran modelos que no resultan en beneficio para ellos. Jesús está allí, esperando guiarlos, protegerlos y darles una nueva identidad, seguridad y pertenencia.


Lo hizo contigo.
Lo hizo conmigo.
Quiere hacerlo con ellos.

¡Nos esperemos más! Compartamos el amor del Buen Pastor con nuestros niños y juntos declaremos como ovejas de Jesús. “Jehová es mi Pastor…" 
0

Te comportas como un niño..

A principio de este año mi sobrina Catalina comenzó jardín de infantes . Abuelos y tíos estábamos ahí acompañando junto con sus papás ese paso tan importante para ella.

Mientras esperaba que abrieran los portones del colegio, el llanto de una niña llamó mi atención. Me dí vuelta y entre tantos niños encontré a una niña asustada llorando contra la pared. Su mamá la tenía de un hombro y en forma repetida le decía " Lloras como un bebé, te comportas como un bebé!". Triste. Muy triste.

Cuando abrieron los portones y se dirigieron a sus salas, observé que esa niñita entraba a salita de 2 años. 2 años!! o sea en el proceso tan importante de dejar de ser un bebé para abrirse paso en un mundo desconocido. 
Y claro, yo también hubiera llorado. Yo también hubiera sentido miedo de estar en un lugar desconocido, rodeado de personas desconocidas, pero lo que es mucho peor, hubiera pensado que si mi mamá no me comprende, entonces que me queda para mis maestras.

Como maestros tenemos la gran responsabilidad de conocer y respetar a nuestros niños. Conocer quienes son, y las características evolutivas de cada edad. De esa manera nuestros niños estarán confortables y podrán crecer en un ambiente de amor y seguridad. 

Te comportas como un niño..lo cual está bien.. ¡porque son niños!

2
Back to Top