Mostrando las entradas con la etiqueta Kinestésico. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Kinestésico. Mostrar todas las entradas

Aprendizaje kinestésico



Conocer a nuestros niños nos permite tener una visión amplia y completa de ellos. De esa manera podremos descubrir estrategias apropiadas para cada edad y aprenderemos a desarrollar material para todos los estilos de aprendizaje y así poder llegar a todos los niños valorando y respetando sus diferencias y reconociendo lo especial que son para Dios.

"Tú mismo me hiciste y me formaste; ¡dame inteligencia para aprender tus mandamientos!"
Salmo 119,73 DHH

Hoy vamos a aprender sobre algunos de los diferentes estilos de aprendizaje.

El término estilos de aprendizaje se refiere a las diferentes maneras en que aprendemos, procesamos y retenemos información. Todos los niños pequeños aprenden a través de experiencias prácticas – al tocar, hacer y moverse. Y los niños también aprenden al mirar y oír. A medida que observas a tus niños, podrás identificar sus puntos fuertes o aptitudes y preferencias lo que le permitirá conocer el estilo de aprendizaje que ellos prefiere.

Tu querrás fomentar las aptitudes de tus niños, pero recuerde que también es útil presentarle desafíos para que progrese. Tus niños pueden sobresalir en varias áreas. Por lo tanto, ofrézcale una variedad de experiencias para ayudarlo a que desarrolle nuevas aptitudes e intereses que ampliarán su comprensión sobre el mundo.

Estilos de aprendizaje
Existen cuatro tipos principales de estilos de aprendizaje:
  1. Visual (aprende mirando)
  2. Auditivo (aprende oyendo)
  3. Táctil (aprende tocando)
  4. Kinestésico (aprende haciendo y moviéndose)
Hoy vamos a aprender sobre el Estilo Kinestésico y Táctil

¿Qué es?
Cuando se procesa la información asociándola a las sensaciones y movimientos, al cuerpo, se esta utilizando el sistema de representación kinestésico. Se utiliza este sistema de forma natural cuando se aprende un deporte, pero también para muchas otras actividades.

Los niños que utilizan preferentemente el sistema kinestésico necesitan, por tanto, más tiempo que los demás. Erróneamente podemos pensar que son lentos. Esa lentitud no tiene nada que ver con la falta de inteligencia, sino con su distinta manera de aprender.

Los niños kinestésicos aprenden cuando hacen cosas como, por ejemplo, experimentos de laboratorio o proyectos. Necesitan moverse. Cuando estudian muchas veces pasean o se balancean para satisfacer esa necesidad de movimiento. En el aula buscarán cualquier excusa para levantarse y moverse.

Los niños aprenden haciendo y moviéndose. Los niños que son más kinestésicos aprenden a través de sensaciones físicas y tienen dificultades para permanecer quietos por mucho tiempo. Un abordaje práctico que permita que los niños exploren activamente su mundo físico los ayudará a que aprendan mejor.

Y entonces..¿cómo facilitamos su aprendizaje?


Incluye en tus lecciones actividades que permiten el movimiento.

Planifica un paseo por el parque para enseñar algo sobre las ciencias.

Utilizar juguetes educativos como bloques, modelos, y los rompecabezas en tus clases.

Usa objetos manipulables.

Cuando lea enseñas un versículo, piensa movimientos para hacer mientras lo dicen. 

Planifica momentos de dramatización para que puedan aplicar el principio bíblico

Permite el uso de una computadora para aprender habilidades y conceptos.

Deja que los niños se muevan mientras estudian, por ejemplo:
Goma de masticar
Toque en el pie o un lápiz

Permite que estén de pie para trabajar si así lo prefieren, eso les  ayuda quemar más energía que al estar sentado.

Busca actividades de participación con otros niños para mejorar el aprendizaje






Back to Top