Vínculos significativos


Compartiré algunos tips que podrán ayudarte en tu tarea con los niños.

Lo primero que tenemos que lograr es el vínculo con nuestros niños y luego mantener ese vínculo de amor, cuidado y respeto durante todo el año con ellos.

¿Cómo lo logramos?

 Muestra interés en ellos de todas las formas posibles.

Ofreciendo un clima de respeto por las diferencias, de estima, de confianza y apoyo mutuo.

Pregunta acerca de sus opiniones, intereses, gustos, deportes, películas o libros.

Hazte accesible a ellos fuera de la escuela bíblica. Puedes compartir tu teléfono o correo electrónico para que tanto padres como niños puedan contactarte si lo necesitan.

Llámalos  por su nombre al hablar con ellos.

 Busca temas de su área de interés para compartir en tu clase.

Permanece en contacto con ellos todos los días o cuantos días puedas.

Comparte cosas de tu vida con ellos, los niños les encanta saber que sus maestros son personas reales.
Siempre inicia y cierra la clase con una palabra de bendición.

Valora lo positivo y reconocerlo en cada uno de los niños.

Invierte tiempo en conocer a los niños que más les cuesta comunicarse o interactuar.

Diviértete con los niños.

 Los niños disfrutan de color, pero tenga cuidado de no abrumarlos con colores fuertes y estresantes.

Puedes pensar en un diseño temático, como algún animalito o lema, o bien puedes usar el color como eje temático.

Organiza las mesas para que los niños pueden moverse con comodidad y seguridad entre ellos.

La luz es muy importante, ya que una buena iluminación evita el cansancio ocular y dolores de cabeza. Aprovecha la luz del sol con cortinas claras.

Si usas un escritorio debes ubicarlo en un lugar estratégico para no sólo que desde allí todos los niños puedan verte y tu a ellos. Puedes decorar el escritorio para que luzca lindo y ordenado.


Ahora podemos dedicarnos al ambiente donde vamos a recibir a los niños y pasar tiempo con ellos.


Back to Top